La especial trascendencia constitucional y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Condena del TEDH a España, donde el Tribunal Constitucional no apreció “especial trascendencia”.

Influencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el Tribunal Constitucional, y suerte de diálogo entre ellos

En primer lugar, queremos referirnos en esta entrada de blog a la enorme influencia desempeñada por la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional para dotar de contenido a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Española. De esta forma, el contenido de muchos derechos fundamentales aquí previstos, como son la igualdad ante la ley, el derecho al secreto de las comunicaciones, el derecho a un proceso con todas las garantías y el derecho de defensa, se ha ido configurando siguiendo las pautas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Un caso paradigmático de esta suerte de diálogo entre el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Tribunal Constitucional se da en la Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos Arribas Antón contra España de 20 de noviembre de 2015.

En este asunto el Tribunal de Estrasburgo avaló la reforma del recurso de amparo llevada a cabo por LO 6/2007, de 24 de mayo, referida en particular a la exigencia de “especial trascendencia constitucional” como requisito de admisibilidad del recurso de amparo. A estos efectos, estimó legítima la finalidad de la reforma, y estableció que la exigencia de acreditar este requisito no es desproporcionada, ni vulnera el derecho a un juicio justo. No obstante, contempló dos indicaciones al Tribunal Constitucional: una que definiera el contenido y alcance de la “especial trascendencia constitucional”, como imposición del principio de seguridad jurídica, y dos que estaba confinado a hacer explícita la “especial trascendencia constitucional” apreciada en cada uno de los recursos de amparo admitidos a trámite, con el fin de garantizar una buena administración de justicia.

El Tribunal Constitucional inadmite los recursos de amparo por falta de especial trascendencia constitucional

Un dato de interés a este respecto, apuntado por el Ministerio Fiscal del Tribunal Constitucional Manuel Miranda Estrampes en su intervención en el curso de verano sobre Jurisprudencia Europea y Nacional la Universidad Internacional de Andalucía en la sede de La Rábida (Huelva), al que tuvo el honor de asistir una de las letradas de Ad Quem Abogados, es que el año pasado 2015, de las 7.880 providencias de inadmisión, en 62 ocasiones se acordó la inadmisión de los recursos de amparo por falta de especial trascendencia constitucional, lo cual supuso un incremento considerable en comparación con el año 2014, donde solo se desestimaron 17.

Son muchos los justiciables que sufren la desazón de no tener la explicación de por qué su recurso de amparo es inadmitido por no apreciarse por parte del Tribunal Constitucional la especial trascendencia constitucional, sin mayores precisiones ni indicaciones, y ello a pesar de haberla justificado detalladamente.

También el Ministerio Fiscal, el cual es el único que puede recurrir en súplica la decisión de inadmisión ante el propio Tribunal Constitucional, se pregunta sin encontrar una explicación o indicación al respecto cuál es la causa, razón o motivo que lleva a este Alto Tribunal a no apreciar la especial trascendencia Constitucional.

De acuerdo con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el asunto Arribas Antón, el principio de seguridad jurídica y la prohibición de la arbitrariedad establecida en el artículo 9.3 CE, el Tribunal Constitucional estaría obligado a indicar expresamente en la providencia de inadmisión las causas o los motivos concretos que le lleva a no apreciar la especial trascendencia constitucional del amparo.

¿Qué supuestos encontramos en la práctica donde el Tribunal de Estrasburgo haya condenado a España tras no acreditar la falta de especial trascendencia constitucional?

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España por violación del artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, por insuficiente investigación de las denuncias de torturas, en asuntos donde el Tribunal Constitucional había previamente inadmitido la demanda de amparo por no apreciar especial trascendencia constitucional.

Pueden citarse, por ejemplo, los casos Etxebarria Caballero de 2014, Arratibel Garciandía de 2015 y Beortegui Martínez de 2016, donde el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena de forma contundente a España por violación del art. 3 CEDH por no investigar de forma suficiente y eficaz las denuncias de tortura en contextos de detención incomunicada por aplicación de la legislación antiterrorista, tras haberse inadmitido por el Tribunal Constitucional el recurso de amparo por no apreciar la  especial trascendencia constitucional.

¿Qué impacto tiene la falta de explicación de la especial trascendencia constitucional sobre nuestro sistema de protección constitucional de los derechos fundamentales?

Cabe cuestionar que el Tribunal Constitucional siga sin dar explicaciones de por qué rechaza un recurso de amparo “por no tener especial trascendencia constitucional”.

El impacto de este tipo de decisiones sobre la protección de constitucional de los derechos fundamentales es demoledora, en opinión del Ministerio Fiscal del Tribunal Constitucional Manuel Miranda Estrampes, de la cual el equipo Ad Quem Abogados se hace eco. No es constitucionalmente coherente inadmitir el amparo por estimar que el caso no tiene especial trascendencia constitucional sin dar explicación, cuando tras ello el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena al Estado por vulneración del art. 3 Convenio Europeo de Derechos Humanos, rotundamente no.

Consideramos, al igual que dicho Ministerio Fiscal, que el Tribunal Constitucional debería admitir por presentar especial trascendencia constitucional siempre en cualquier caso las demandas de amparo que se refieran a materias respecto de las que España ya ha sido condenada de forma reiterada, como son las relativas a la falta de investigación de las denuncias de tortura. No debería poder acordar su inadmisión por no apreciar especial trascendencia constitucional. Entre las razones que adujo tal órgano de relevancia constitucional están que el derecho fundamental previsto en el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos es pieza clave en un Estado constitucional y democrático, así como el carácter reiterado de las condenas por parte del Tribunal de Estrasburgo. Además, el obligar al Tribunal Constitucional a admitir los recursos de amparo sin poder determinar la inadmisión por falta de especial trascendencia constitucional estaría en la línea de las medidas recomendadas por  organismos internacionales tales como el Comité Europeo para la Protección de la Tortura y el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa.

Como ha podido observarse, es necesario un conocimiento profundo de la jurisprudencia tanto del Tribunal Constitucional como del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por lo que Ad Quem aconseja que se dirijan al único despacho de abogados español especializado en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos  DDHH Abogados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *